Cómo invertir en Netflix

Gracias a Etoro puedes invertir en acciones de Netflix de forma rápida y sin comisiones. Paypal, trajeta, transferencia... pruébalo!

Netflix es de esas empresas tecnológicas tipo Amazon que han marcado un antes y un después en las costumbres diarias y han conseguido vender masivamente un servicio difícil que se encontraba en tierra de nadie. Podemos decir que Netflix ha conseguido abrir camino en el mundo del alquiler de series y películas online, un mundo que tras la expansión masiva de internet y el consecuente declive de los videoclubes y servicios similares, estaba abonado a la piratería. No es que Netflix fuera la primera empresa en ofrecer un servicio de contenidos culturales de pago por internet, pero podemos decir que sí fue el que consiguió la fórmula para que los contenidos que se consuman se paguen y sean de calidad.

Como veremos más adelante, el acierto de la empresa al encontrar un hueco en el mercado y ser abanderado de la innovación en este aspecto, se ha reflejado en las acciones de Netflix en bolsa y ha hecho que la cotización de Netflix suba de forma imparable durante los últimos años.

Si nos remontamos a los orígenes, Netflix nació en esa época de impás entre lo analógico y lo tecnológico. Se creó en 1997 como una empresa dedicada al alquiler de películas en DVD que ofrecía su catálogo en línea y enviaba las producciones por correo postal. Podemos decir que Netflix fue pionera en el comercio electrónico, no era una cadena de videoclubes físicos sino virtuales, pero su negocio no fue revolucionario hasta que comenzó a ofrecer sus películas en streaming. Actualmente los servicios de Netflix suman más de 115 millones de suscriptores y ha pasado a crear contenido propio con gran éxito. Además, ha conseguido colarse por la puerta grande en la expansión de TV inteligente, en los Smart TV, y ha sabido ofrecer un servicio de calidad sea cual sea el soporte utilizado para la visualización de sus contenidos.

Análisis de las acciones de Netflix a lo largo del tiempo

Así, el gráfico de los 15 años ilustra perfectamente la evolución de las acciones de Netflix, y por tanto su trayectoria de éxito:

Cuanto vale netflix para invertir

Como vemos, desde el año 2003 hasta aproximadamente el 2010, la cotización de Netflix se mantuvo en valores muy bajos. El 2003 el valor de la acción de Netflix en bolsa no llegaba al dólar por acción, mientras que en el 2009 alcanzó los más de 5 puntos por acción. Pese a que se trata de una gran subida en relación a sí misma, no dejan de ser valores bajos y reflejan su poca importancia en el mercado. No obstante, el 2010 Netflix comenzó a dispararse en bolsa (llega hasta 42 dólares la acción) y pese a que a finales del 2011 y durante el 2012 tuvo un descenso importante donde sus acciones volvieron por debajo de los 10 dólares, a partir de ahí la compañía se ha disparado en bolsa y actualmente posee un valor cercano de 400 dólares la acción.

Para analizar un poco mejor cuál ha sido su evolución en los últimos años veámos el siguiente gráfico de los últimos 5 años de Netflix:

Cotizacion de las acciones de Netflix

Vemos que la compañía valía, a mediados de 2013, aproximadamente 31 dólares la acción, y teniendo en cuenta que actualmente llega casi a los 400, sacamos la cuenta de que las acciones de Netflix en los últimos 5 años han subido más de un 1000%. Suena espectacular, pero Netflix refleja perfectamente la importancia de las compañías que dominan internet y el mercado de las nuevas tecnologías. La evolución de la cotización de Netflix en los últimos años ha sido siempre tendente arriba y excepto en el segundo semestre de 2015 y alguna bajada drástica en los últimos meses, no ha tenido ningún sobresalto importante.

No obstante, como vemos en el gráfico de los últimos 5 años, la subida más espectacular de la cotización de Netflix ha sido durante el 2018.

Hasta finales del 2017 las acciones de Netflix se mantuvieron sin subidas puntuales importantes y se mantenían aproximadamente a 200 dólares la acción, pero en enero del 2018, las acciones subieron casi hasta los 300 sin ningún descenso y a partir de ese momento han mantenido una tendencia alcista roto sólo ocasionalmente. El descenso o el momento de más incertidumbre en este periodo se dio marzo.

¿Cómo comprar acciones de Netflix?

Debido a su alto valor y las complicaciones que las entidades financieras ponen a la hora de operar en bolsa con libertad, comprar acciones de Netflix directamente no es fácil. No obstante, existe una tipología de productos que nos pueden ayudar si nuestra intención es invertir en la compañía. Así, contratar CFDs de Netflix puede ser una buena opción si preferimos invertir en bolsa a nuestra cuenta y riesgo a través de un operador como eToro. Recordemos que este tipo de productos son complejos y que la CNMV no recomienda su uso a inversores minoristas.

Efectivamente, los CFDs son productos de alto riesgo debido a que nos responsabilizan tanto de las ganancias como de las pérdidas de la inversión que realicemos. Su parte positiva consiste en que no necesitaremos todo el capital que requiere una acción entera y que podremos escoger en libertad si queremos invertir o no en una acción concreta.

Si queremos comprar CFDs de Netflix debemos saber que este tipo de productos funcionan en base al apalancamiento, es decir, nosotros ponemos una parte de lo que vale la acción y brokers como eToro por ejemplo ponen el resto. El apalancamiento puede variar según el operador o la acción, pero para hacerlo sencillo vamos a poner un ejemplo. Imaginemos que la cotización de Netflix se encuentra a 400 dólares la acción. Bien, si tenemos un apalancamiento de 1/10, nosotros pondremos 1 parte y eToro, por ejemplo, nos prestará el restante. Nosotros tendremos que poner un capital de 40 dólares y el operador nos prestará, a cambio de una comisión mínima, 360 para completar la compra de la acción. No obstante, la gracia y la desgracia del producto es que pese a poner sólo una décima parte de lo que vale la acción de Netflix, nosotros nos haremos cargo de los intereses que genere la inversión en Netflix. Así, si la acción sube un 1% no solamente ganaremos el 1% de los 40 euros que hemos invertido sino de los 400 euros que vale la acción, a saber, 4 euros. Pero a la inversa pasa lo mismo. Si la acción baja un 1%, tendremos que hacer frente a los 4 euros de pérdida, perdiendo un 10% de lo que hemos invertido.

La complejidad de este tipo de productos consiste en que nos puede deparar muchas pérdidas o muchas ganancias en proporción al monto que hemos invertido.

Imaginemos que la acción de la compañía sube o baja un 10% desde el momento en que hemos invertido en el CFD de Netflix. Así, si hemos ganado, nuestro beneficio será de 40 euros, nos llevaremos el doble de lo que hemos invertido, pero si baja nos quedaremos a 0, perderemos todo lo invertido, ya que los intereses negativos generados por el descenso de la cotización ascendería hasta los 40.

 Los CFDs son productos, pues, que nos exigen una gran responsabilidad en su utilización

Invertir en Netflix y ganar dinero cuando las acciones bajan

Otra de las ventajas de este tipo de productos es que nos permiten ganar cuando la compañía pierde. Así, imaginemos que por los inputs que vamos recibiendo, creemos que los valores de Netflix en bolsa van a bajar en las próximas horas o días. Los operadores de CFDs como eToro nos permiten invertir a la baja, lo que comúnmente se conoce como ponerse a la baja. Si nuestra inversión resulta acertada ganaremos en nuestra inversión a la baja en Netflix.

El funcionamiento de este tipo de productos consiste en que podremos vender al precio actual una acción que compraremos más adelante (y por tanto, si hemos hecho una inversión en corto, valdrá menos).

En el fondo, como cualquier tipo de inversión, invertir en Netflix en bolsa con CFDs requiere de conocimientos del funcionamiento de cómo funciona el producto que contratamos y de la acción que queremos contratar, estar atentos a toda información relacionada con la compañía y saber invertir en el momento oportuno.

Cómo Invertir en Netflix de forma sencilla y fácil
Rate this post