Cómo ahorrar dinero

Cómo ahorrar dinero fácil

Aunque hay personas más ahorradoras que otras, lo cierto es que la crisis económica nos ha hecho a todos reaccionar. Nos ha abierto los ojos al darnos cuenta de que realizamos gastos superfluos e innecesarios que pueden poner, en cierta medida, nuestro bolsillo en jaque. Precisamente por eso hay que aprender muy bien a cómo ahorrar dinero.

Sí, porque en cualquier momento puede llegarnos un inversión inesperado o un periodo de “vacas flacas” que nos llevará a tener que tirar de lo que tenemos.

Precisamente si consideras que puedes y quieres mejorar tu economía, no dudes en seguir leyendo. A continuación, te vamos a dar a conocer algunos de los métodos y medidas a llevar a cabo para poder ahorrar. Tu bolsillo y tu cuenta bancaria te agradecerán que los lleves a la práctica. Toma nota. 

Medidas para ahorrar en casa

Sin lugar a dudas, uno de los lugares donde más dinero gastamos es en casa. Y es que el día a día, el vivir en buenas condiciones requiere que así sea. No obstante, a veces, no nos damos cuenta de que llevamos en nuestro hogar una serie de gastos que son innecesarios o que sencillamente se pueden reducir si ponemos un poco de atención. En concreto, siguiendo las medidas que te exponemos ahora podrás ver que tus gastos relacionados con la vivienda menguan:

  • Tanto en invierno como en verano nos vemos obligados a hacer usos de calefacción y aire acondicionado respectivamente. Y eso supone tener que hacerle frente a una elevada factura. No obstante, para poder conseguir que esta no sea desorbitada hay que saber que es fundamental el no poner esos dispositivos a una temperatura inadecuada. En concreto, se considera que deben utilizarse los termostatos de esos sistemas para tener una temperatura en casa de 21º en invierno y de 25º en verano.
  • Para no realizar un gasto desaprovechado del aire acondicionado y de la calefacción hay que vigilar que tanto las persianas como las ventanas no tengan fugas y sean aislantes.
  • Para ahorrar en lo que es el consumo del agua también hay medidas. En concreto, será suficiente con optar por ducharse en lugar de bañarse y, sobre todo, por no dejarla correr innecesariamente cuando uno se está afeitando o cepillándose los dientes.
  • Otra forma de reducir los gastos que se tienen es disponer de electrodomésticos que cuenten con el certificado energético A y una o varias cruces. Y es que estos a lo largo de su vida útil permiten ahorrar de manera contundente.
  • Ni que decir tiene que también es esencial controlar el uso de la electricidad que, como todos sabemos, posee un alto coste. En concreto, lo más recomendable es sustituir las bombillas tradicionales por las llamadas led, que tienen una vida útil mucho más duradera y que permiten ahorrar hasta en un 80 % el gasto.
  • Una regla fundamental a la hora de poder ahorrar en casa no es otra que revisar bien todos los suministros de los que se dispone. Es la manera de poder detectar alguna fuga o un mal funcionamiento que esté incrementando el citado gasto.
  • Internet se ha convertido en un elemento casi indispensable en cualquier hogar. Y en el mismo también puedes reducir gastos. Para lograrlo lo que tienes que hacer es comparar las ofertas que ofrecen las distintas compañías telefónicas y apostar por la que brinde una buena relación calidad-precio. 
  • Por supuesto, también hay que evitar tener luces, televisión, ordenador o dispositivos similares encendidos si no se están utilizando. 
  • A la hora de cocinar, es importante que se cumplan una serie de pautas para poder ahorrar. Nos estamos refiriendo a acciones tan sencillas como tapar las ollas y las cazuelas que están al fuego, no precalentar el horno demasiado o aprovechar el calor residual de la placa para terminar el plato que se está elaborando. Eso sin olvidar tampoco darle preferencia al microondas que al horno, por ejemplo.

Controlar gastos y evitar los superfluos

Ahorra y gasta menos dinero

Los consejos que te hemos dado en el apartado anterior son fundamentales para poder conseguir ahorrar dinero. No obstante, no son los únicos. Así, otra manera de lograrlo es procediendo a tener bajo control los gastos y, sobretodo, evitar los que son superfluos e innecesarios. ¿Cómo hacer todo eso? Con acciones como las siguientes:

  • Una buena manera de poder gestionar los gastos que se realizan es llevando a cabo un registro de los mismos. Tanto el teléfono móvil como una libreta pueden servir para ir apuntando todos aquellos y así, teniendo en cuenta el dinero que se ingresa, se podrá evitar realizar compras que son innecesarias.
  • A la hora de hacer la compra es cuando más podemos gastar casi sin darnos cuenta. Para evitarlo, no solo hay que saber cual es el supermercado o tienda que nos ofrece mejor relación calidad-precio sino que también es imprescindible llevar siempre una lista con lo que se necesita comprar. ¿Por qué una lista? Porque así no se caerá en la tentación de ir comprando productos que se encuentren al paso y que no se requieren. Por supuesto, una vez en la superficie comercial habrá que tener muy en cuenta las ofertas.
  • Es importante también que uno se siente a analizar qué gastos realiza mensualmente, además de los relativos al hogar. Y es que puede darse cuenta que cada mes desembolsa mucho dinero en ocio, hobbies, ropa...No se trata de que deje de lado su vida social, sus pasiones o su vestuario. No, lo que hay que hacer es reducir los gastos en esos ámbitos para poder ahorrar aunque sea un poco. 
  • Fundamental para poder ahorrar dinero es no realizar compras compulsivas y que, en la mayoría de las veces, no son necesarias en absoluto.

Ahorrar llevando la comida al trabajo

Ahorrar llevando comida al trabajo

Puede parecer una tontería, pero no lo es. También se puede conseguir que el bolsillo no “tiemble” tanto a fin de mes reduciendo euros en el almuerzo. Con eso a lo que nos referimos es a que en lugar de salir a comer fuera cada día a la hora del mediodía, para luego volver al trabajo, la persona opte por llevarse su tupper

Es cierto que un plato combinado o un menú cerrado de muchos bares y restaurantes puede ser muy barato. No obstante, si ese gasto no se realiza todos los días, al final de mes se va a poder conseguir ahorrar una buena cantidad de dinero. Y mucho más después de todo un año. 

Poniéndonos en el caso de que a diario uno se gaste 10 euros en la comida, se conseguiría ahorrar mensualmente unos 200 euros, aproximadamente, y al año en torno a 2.000 euros. 

Por eso, no cuesta nada cuando se está preparando la comida en casa el echar un poco más de cantidad de los productos y así llenar un tupper para tomarla al día siguiente en el trabajo. 

Ahorrar en vacaciones

Ahorra en vacaciones

Todos necesitamos disfrutar de unas vacaciones de vez en cuando y eso supone tener que realizar una inversión en gasolina o medios de transporte, alojamiento, visitas...No obstante, hay que saber que también existen medidas para poder ahorrar dinero en ese aspecto:

  • Lo primero será establecer un presupuesto cerrado para no salirse del mismo. Eso permitirá elegir un destino que se ajuste al mismo.
  • De la misma manera, hay que realizar un exhaustivo proceso de análisis del sector. Con esto nos referimos a proceder a comparar agencias de viajes, plataformas web y demás lugares donde poder organizar unas vacaciones. Y es que así se podrá dar con los mejores precios.
  • También debe tenerse en cuenta que hay que plantearse que una buena opción para reducir gastos en vacaciones es organizarse uno mismo el viaje. Es decir, en lugar de recurrir a una agencia por ejemplo, encargarse uno de reservar tanto los billetes como los alojamientos y las visitas. De esta manera, se evitará pagar comisiones.
  • No se debe pasar por alto que existen en la web numerosas plataformas que ofrecen descuentos que pueden resultar realmente interesantes.
  • Si al destino elegido se puede uno trasladar mediante diferentes medios de transporte, se puede optar por el que resulte más económico. De la misma manera, en el caso de que solo se pueda acceder en un único medio de transporte, decantarse por adquirir unos billetes cuyo horario de salida resulte más barato.
  • A la hora de elegir un alojamiento, también será necesario comparar precios y servicios. Afortunadamente hoy hay hoteles, hostales, pensiones, apartamentos, hostel...De ahí que exista una amplia alternativa de posibilidades para no gastar más de lo debido.
  • En el caso de que te topes con el hecho de que los alojamientos antes mencionados tienen unas tarifas muy elevadas, siempre cabe la posibilidad de que apuestes por el alquiler de una casa particular, como se ha puesto de moda con Airbnb.
  • Si vas a viajar a un destino donde tienes amigos o familia, no dudes de tirar de confianza para intentar alojarte en sus casas siempre que sea posible. Tendrás un importante ahorro.
  • Para poder disfrutar de tus vacaciones al máximo, siempre te gusta visitar monumentos o museos emblemáticos de los lugares a los que vas. Y eso está bien, pero aún más lo estará si ahorras en sus entradas. ¿Cómo conseguirlo? Acudiendo a los mismos en los habituales horarios gratuitos que tienen. 
  • Si, por ejemplo, vas a pasar tu estancia en un lugar de playa, seguro que te encantará ir al chiringuito de turno a tomar algo o a comer. La manera que tendrás de reducir costes es no acudiendo todos los días al citado establecimiento. Opta por algún día llevarte contigo la comida y la bebida que habrás comprado en un supermercado, por ejemplo. 

Comprar artículos de segunda mano

Como ves, son muchos los consejos que te estamos dando para que puedas reducir gastos y conseguir ahorrar, de cara a hacerle frente a situaciones imprevistas. Y todavía existen más. Así, por ejemplo, otra manera de alcanzar ese objetivo consiste en comprar artículos de segunda mano en lugar de nuevos.

Libros, ropa, muebles, vehículos, dispositivos electrónicos...Numerosos son los productos que puedes encontrar de segunda mano y en las mejores condiciones. Solo tendrás que acudir a rastros, a tiendas especializadas en segunda mano o incluso acceder a aplicaciones que todos conocemos y que son de compra y venta de productos ya usados. 

Optar por medios de transporte más económicos

Trabajas fuera de casa o tienes que acudir a tu centro de estudios a diario y lo haces en tu coche o motocicleta. En ese caso, mensualmente tendrás que hacerle frente a un importante gasto de combustible, sin olvidar cualquier reparación que pueda ser necesaria.

La mejor manera de ahorrar en transporte es que optes por moverte haciendo uso de los medios de transporte público, que te serán más económicos si te decantas por disponer de un abono, por ejemplo.

Pero no solo eso, si te encuentras en plena forma, una estupenda forma de evitar gastos tan importantes como los que tienes es que apuestes por otros medios aún más baratos que el público. ¿Cuál? La bicicleta, por ejemplo. Con esta no solo ahorrarás sino que además realizarás ejercicio.

Y eso sin pasar por alto que otra alternativa también está en acudir andando, siempre y cuando la distancia a tu empresa o centro de estudios sea razonable, claro está.

En el caso de que ninguna de las alternativas que te hemos ofrecido consideres que puedan ser viables para ti, por las circunstancias que sea, piensa que podrás ahorrar comprobando que tu vehículo está en perfectas condiciones. Llévalo a un taller para que lo revisen pues si tiene algún problema puede estar gastando más de lo correspondiente.

Además, es interesante también que compruebes el seguro que tienes para poder optar por otra compañía que te ofrezca las mismas prestaciones y un coste más reducido. 

Ah y no te olvides tampoco que podrás ahorrar también si te pones de acuerdo con compañeros de trabajo o de estudios para viajar juntos cada día. Y es que podréis compartir gastos de combustible.

No sumar deudas

Una de las claves más importantes para poder ahorrar es no tener más deudas. ¿Cómo conseguirlo? Muy sencillo, teniendo en cuenta estas recomendaciones:

  • Lo primero será pensar si realmente ese producto o servicio con el que estás pensando en endeudarte es necesario o no. Si llegas a la conclusión de que no es vital, olvídate del mismo.
  • En el caso de que sea necesario asumir ese gasto y su correspondiente deuda, piensa bien en la mejor manera de poder financiarlo y hacerle frente.
  • Si lo requieres pero no es algo urgente, date un plazo no solo para poder ahorrar y estar más preparado para asumir su compra sino también para estudiar alternativas, como préstamos, que te resulten más beneficiosas.

Las manualidades también ayudan

Si te consideras un manitas o crees que se te dan bien las manualidades, estás de suerte. Sí, porque gracias a esa cualidad vas a poder ahorrar. ¿Cómo? Muy sencillo, en primer lugar, reparando objetos que se te hayan estropeado en lugar de tirarlos directamente a la basura.

En segundo lugar, también podrás reducir gastos si optas por recurrir a elementos que tienes en el día para crear artículos que necesitas, así evitarás comprarlos. En concreto, en la Red encontrarás una larga lista de páginas web que te ayudarán, por ejemplo, a convertir una botella, una caja de madera o incluso en un cartón de huevos en una lámpara, una mesa para el salón e incluso en un semillero para tus cultivos, por ejemplo.

Abrir un blog o un canal de Youtube

La consolidación y crecimiento de Internet ha propiciado que surjan nuevas alternativas para poder ganar dinero y, por tanto, ahorrar. Muchas son las alternativas que existen en ese caso, no obstante, nosotros te vamos a hablar de dos concretamente:

  • Abrir un blog. Si te apasiona un tema en concreto, tienes un hobby o te consideras un experto en alguna materia ya tienes un hilo del que tirar para poder crear tu blog. Varias son las plataformas que te ofrecen la oportunidad de hacer eso de forma gratuita y rápida, además de sin conocimientos de diseño. Una vez que lo hayas creado no solo deberás ofrecer a tus posibles lectores artículos interesantes y periódicos sino que también deberás dárselos a conocer vía redes sociales. Pero, ¿cómo se consigue dinero con un espacio web como este? Monetizándolo. Y para eso son numerosas las alternativas que tienes al alcance de la mano: con Adsense, alquilando un espacio para publicidad, promocionando los productos y servicios de empresas, realizando posts patrocinados, mediante el programa de afiliados, creando tus propios productos o servicios... Lo mejor de esto es que se trata de un trabajo desde casa, no tienes por qué ir a una oficina.
  • Poner en marcha un canal de Youtube. En los últimos tiempos ha surgido otra profesión relacionada con Internet: youtuber. Este es una persona que tiene un canal propio en la citada plataforma audiovisual y que, de forma periódica, publica vídeos sobre una determinada temática. El objetivo es que vaya aumentando su número de suscriptores así como las visualizaciones de esos archivos. Y es que de esta forma se podrá ganar dinero incorporando anuncios, trabajando para marcas...

Realizar encuestas

Quizás no lo sabías pero también cabe la posibilidad de que ahorres y ganes un poco de dinero realizando encuestas. Sí, en concreto, contestándolas. Y eso es algo que puedes hacer dedicando una media hora al día y a través de distintas aplicaciones para el smartphone que compensan con una cantidad de euros o con ofertas y regalos a las personas que no duden en responder a los cuestionarios que les establezcan. 

Otros consejos para ahorrar dinero fácilmente

Hasta el momento te hemos ofrecido una larga lista de acciones y posibilidades para poder ahorrar. Llevándolas a la práctica seguro que consigues ver reducida de forma notable tus gastos. No obstante, no son los únicos consejos que te vamos a exponer.

En concreto, a continuación, te ofrecemos otras recomendaciones que también consideramos importantes al respecto:

  • Si tienes en casa libros, dispositivos electrónicos, instrumentos musicales o cualquier otro objeto que ya no utilizas y que no te interesa tenerlo, véndelo. Conseguirás sacarte un dinero interesante.
  • En el caso de que seas un lector empedernido, puede ser que mensualmente realices un importante gasto en la compra de libros. Lo que te aconsejamos no es que dejes de comprar sino que reduzcas el número de ejemplares que adquieres. Es más, puedes ahorrar apostando por acudir a la biblioteca pública donde podrás sacar cualquier obra que te interese sin pagar nada.
  • Te encanta disfrutar de tu tiempo de ocio y no te pones límites a la hora de salir a cenar, de ir al cine o al teatro, de apuntarte a todo tipo de talleres y actividades...Está claro que la vida está para gozarla y para vivirla intensamente mediante el tiempo libre. Lo que te decimos es que te planifiques al mes a la hora de establecerte cómo lo vas ocupar. Así, por ejemplo, en lugar de ir tres veces en semana al cine puedes optar por dos o por una. Además, piensa que en las ciudades son numerosas las actividades gratuitas que se pueden llevar a cabo y que resultan divertidas e interesantes. 
  • Otra buena manera de ahorrar es que, de forma diaria o semanal, eches una cantidad simbólica en una hucha. Así pasado un cierto tiempo habrás conseguido unos euros que seguro que te resultan muy útiles.
  • En la medida que te sea posible, haz cualquier compra con dinero en efectivo y no con tarjeta. ¿Por qué? Porque se considera que esa favorece el consumo, es más fácil “picar” y adquirir cualquier producto innecesario.
  • Existen métodos eficaces para ayudar a una persona a aprender a ahorrar llevando a cabo las medidas que hemos expuesto. Nos estamos refiriendo tanto el método Kakebo, que se sustenta en el uso de un cuaderno donde se van apuntando todos los ingresos y gastos, como al reto de las 52 semanas. Este último, como su nombre indica, consiste en conseguir ahorrar durante ese periodo de tiempo. 

Y tu, ¿ya sabes cómo ahorrar dinero o sigues gastando en cosas innecesarias?

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *